Viernes , 23 Junio 2017

Tremendo “cara a cara” en Mucho Gusto entre Viñuela y Paty Maldonado, se les pasó la mano

Los “cara a cara”, crudas discusiones donde se dicen cosas fuertonas, ha sido la tónica de la dinámica televisiva de Paty Maldonado y José Miguel Viñuela desde los tiempos en que compartían pantalla en el matinal de Mega.

 

Y ayer, primer día del reemplazo del animador a Lucho Jara -quien se tomó un tiempo para someterse a un cirugía de nódulos en la garganta- en Mucho Gusto, el par de amigos revivieron aquellas antiguas performances.

Viñuela regresó al programa del que fue anfitrión durante siete años y el recibimiento fue una de estas viejas rutinas en que los rostros se hacen bullying mutuamente. Esto fue lo que se dijeron con Maldonado:

Paty Maldonado: “Este es un programa para gente adulta y gente menor, tú parece que ya perdiste el training”

José Miguel Viñuela: “No

Maldonado: “Ten cuidado, ten cuidado…”

Viñuela: “Yo creo que la gente no es tonta. Si tú crees que la gente ve esa televisión que hacías tú en los años ’70, ’75, ’73, ya no es la misma tele. Hoy día la tele ha cambiado. Es una tele ¡democrática! Inclusiva y no restrictiva como te gusta a ti. Perdona, tenía que ser honesto”

Maldonado: “A mí me causa tanta risa este pelao, ¡este es el pelao, poh! Si ustedes creen que tiene pelo, es mentira, es un guarén el que tiene arriba en la cabeza”

Viñuela: “Un guarén, seguro usted no se ha mirado la suya”

Maldonado: “¿Te acordai cuando te echabas pasta de zapatos?”

Viñuela: “No nunca me he echado pasta de zapatos”

Maldonado: “¿Te acordai como llorabas antes de que te fueras de este canal? ¿Te acordai o no? ¿Te acordai como eras antes y como llorabas cuando te fuiste, y ‘los voy a echar de menos’? Nos ibas a echar de menos, sí, porque te quedó la cagá al otro lado. Pero en fin, no lograste el éxito jamás, no volviste a tener más éxito que el que tuviste en este canal, eso lo tengo clarísimo”

Viñuela: “¿Estás ganando seguidores con lo que estás haciendo?”

Maldonado: “La gente sabe”

Viñuela: “La gente no es tonta, la gente se da cuenta de que eres una vieja violenta…”

El panel exclama “¡guá!”.

Viñuela: “Y tu régimen dictatorial ya no es el que se ocupa hoy día en la televisión, por lo tanto, hazme todo el bullying que quieras. La gente sabe lo mal que lo he pasado y todo. ¿Para qué refregarme en el lodo?”

Maldonado: “Esta vieja violenta, dictatorial, cuando lo llamó para hacer café concert, porque estaba en el suelo, lo más bien que fue con la vieja dictadora a trabajar. Yo le pagué muy bien y con eso se arregló los bigotitos, porque estaba…”

Revisan un video de cuando Viñuela se despide de Mucho Gusto, en 2012, para partir a TVN.

Kathy Salosny: “¿Cuánto marcabas en ese tiempo?”

Karol Dance: “Dos o tres puntos”

Viñuela: “¡Ah, vamos a subirnos arriba del carro del bullying! Voy a contestar en dos segundos. Gracias porque me apoyaste en esa despedida. Yo decía ‘el mundo es redondo’, y vaya que lo fue”

Salosny: “Pero te pasó un camión por encima, porque uno ve las imágenes…”

Voz en off: “¡Pero Kathy! (risas)”

Viñuela: “Primero, voy a decir una cosa. Acepto todos los tipos de improperios y cosas, porque al final creo que el que no aprende a reírse de uno mismo…”

Maldonado: “Yo quiero hacer la siguiente consulta al dueño del establo. Me refiero a Pablete (Pablo Alvarado, productor ejecutivo del matinal). ¿En qué momento? ¿Qué pasó por tu cabecita, por tu cabeza, que tú eres creativo, traer de vuelta a José Miguel Viñuela a Mucho Gusto? A ver, perdón, ¿quién te lo sugirió? ¿Alguien de arriba? ¿Alguien te dijo ‘tráelo, le vamos a dar una oportunidad de nuevo a este cabro, a ver si se la puede’?. Hay gente que puede hacerlo, gente joven. ¡Míralo cómo está! ¡Te juro que estoy que lloro, weón, en serio!”

Viñuela: “No digas garabatos, porque hay niños viendo el programa”

Maldonado: “No he dicho garabatos”

Viñuela: “Además, respeto a la trayectoria, porque sí hay alguien que en algún minuto… Yo he pasado muy malos momentos, pero tengo uno que es de 53 puntos (de rating. En 2002, con el amago de beso con Cata Palacios, en Mekano), en la en que tú, ni en todas las épocas de Sábado Gigante, lo lograste. Ni cantando arriba del piano, ni cantando con el argentino ¡Ni cuando eras flaca! Ni cuando eras flaca, marcaste lo que marqué yo. Así es que, por favor, date con una piedra en el pecho”

Tras una pausa comercial, sigue el round.

Maldonado: “Cara a cara ¿qué tienes que decirme?”

Viñuela: “De todo el tiempo que yo estuve mal, me llamaron muchas personas, y la única que era mi amiga de verdad en la televisión que no me llamó ¡fuiste tú!”

Joaquín Méndez: “¡Oh! Dolor”

Maldonado: “¿Estai hablando en serio?”

Viñuela: “Sí, estoy hablando en serio. Yo te tenía que llamar, yo te tenía que decir ‘este es mi hijo’. Le mandaste un regalo a mi primer hijo, que se lo mandaste en un radiotaxi, ni siquiera lo fuiste tú a dejar. Dos, mi otro hijo tiene dos meses y todavía estoy esperando que toques la puerta y vayas a conocerlo. Eras como mi segunda mamá, más bien mi segunda abuela.

“Para mí era muy importante que tú estuvieras ahí. No solamente que estuvieras en el nacimiento, junto conmigo, tomándome la mano, como yo estuve muchas veces cuando tú estuviste botada como un papel olvidado. Más de once años en que ni el remolino del excusado te tomaba en cuenta. Y yo ahí estuve… Estuve, estuve. Hasta que Patricia Maldonado explota y firma un contrato millonario en este canal, que nadie, insisto ¡nadie! lo tiene. Solo tú, una privilegiada. Y te felicito, porque te lo has ganado, no le debes un peso a nadie, te lo has ganado con el sudor de tu frente.

“Y por Dios que estuviste fuera del sistema, por Dios que fuiste humillada. Cuando hacían esos especiales en Canal 13 y no te consideraban, por Dios que fuiste humillada, y yo lo sé y siento tú dolor. Pero hoy estás arriba de la pelota, y cuando estás arriba de la pelota te olvidas de la gente que lo está pasando mal”

Karol Dance: “¿Pero son amigos o enemigos…?”

 

Fte: Glamorama.

Comentarios
error: Content is protected !!
Beg_abc_Eng how to develop ones own personal top product line in 3d package This is also something that plays out in a by the numbers fashion in another episode where the group is going through their next curriculum and have to give a singing performance to a large audience.kim kardashian louboutin Naturally, with such distinctive personalities, there's much discourse about how best to go about it.louboutin sale sneakers The actual singing is so off key and out of synch that things escalate badly between Glenda and Elmina that the group actually has the realization that they really are rivals and it breaks them apart, even decimating poor Yucie.kamagra order These designers bring out new designs and combinations every season, but they are actually working at the time on clothes for seasons a year or two in advance at any one time.pornhub om These are closely guarded secrets by the fashion industry, which conveys the power that these individuals and their fashion houses have over society.www.redtube But it's not just clothes that designers have control over, but accessories, luggage, makeup, perfume, underwear and most importantly, shoes. Myths of the CorsetFrom the 1800's to early 1900's, the majority of women in Europe and in North America wore coresets. Even though they were worn, the tightness of them was not as legendary as is believed in popular culture. There really wasn't a common 17 inch waist and most were sold to women that wanted waist sizes from 18 to around 30 inches. Much of the research on the effects of women magazines and body image have focused on the relationship between the media and eating disorders. In 1999, a study published in the of Pediatrics and Adolescent Medicine reported that adolescent girls who reported that they tried to look like women in magazines or television were more likely to engage in purging behaviors associated with the eating disorder bulimia. The 2004 study in Disorders also noted that women who had a history of eating disorders were more susceptible to negative effects on body image after viewing media images.. While there are some very teasing moments about Ai and what's going on with her, notably the introduction of Gilles as "hell boy," I have to admit that the best things about this volume involved Hajime. He's an easy character to hate because in a way he's very simple, but the final episode on this volume finally delves into his past and with what happened to his wife, Ayumi. The relationship between Hajime and Tsugumi is good most of the time but the strain is stronger as the anniversary of her death has arrived..