Viernes , 23 Junio 2017

Intenso y divertido Coqueteo entre Pamela Jiles y Bastián Bodenhofer, encendieron la noche de Primer Plano

“Abuela, a usted que la noto… Mire, ya no sé si la palabra es enamoramiento. Nunca la había visto con esa cara en Primer Plano desde que trabaja acá”, le dijo Francisca García-Huidobro a Pamela Jiles en la pasada edición de Primer Plano. Y con razón.

La periodista se encontró en el set del estelar de farándula con Bastián Bondehofer, con quien se mostró sonriente, chinchosa, sumamente cocoroca todo el rato –MIRE AQUI EL VIDEO-.

Uno de los más grandes galanes de teleseries chilenos, protagonista de clásicos de los años ’80 y ’90, desde Angel Malo a Rojo y Miel, y la periodista se conocieron cuando estudiaban en el Campus Oriente de la Universidad Católica.

Ambos confesaron en el estelar de farándula de Chilevisión que en esa época se encontraban estupendos y guapos, lo máximo, pero nunca se lo dijeron. Hasta ahora.

Los piropos y risitas iban y venían y esto bastó para que los animadores prendieran como pasto seco y jugaran con la situación durante toda la entrevista en que Bastián contó cómo, a lo 55 años, es chofer de Uber. Esto fue parte de lo que se dijeron en en el episodio:

Resultado de imagen para pamela jiles y bastian bodenhofer

Francisca García-Huidobro: “Abuela, a usted que la noto… Mire, ya no sé si la palabra es enamoramiento. Nunca la había visto con esa cara en Primer Plano desde que trabaja acá”.

María Luisa Cordero: “Arrobada. Ella tiene cara de arrobada”

Julio César Rodríguez: “La abuela parece que conoce a Bastián de antes”

Jiles, quien sonríe: “¡Pero todos los capítulos me encuentran algo!”

García-Huidobro: “Bueno, pero es que en todos los capítulos tiene algo pues, oiga”

Jiles: “Pero, a ver, cállense”

García-Huidobro: “Todo porque dio el golpe de Alexis Sánchez ahora nos hace callar a todos”

Rodríguez: “Tiene pá un mes”

Jiles: “Bastián, ¿te acuerdas?”

Bodenhofer: “Me acuerdo de todo”

Jiles: “¿Te acuerdas bien?”

Bodenhofer: “De todo”

Jiles: “Yo les quiero decir a ustedes, década del ’80, hombreras, lucha estudiantil, Campus Oriente de la Católica, las escuelas de Teatro y de Periodismo eran vecinas, se topaban físicamente”

Bodenhofer: “Estamos hablando del año ’80”

Jiles: “Comienzos de los ’80. Y de repente vemos llegar a este Campus Oriente donde yo estudiaba Periodismo a un joven que era distinto a todos los demás, porque era muy alto, usaba un abrigo verde, largo, que no existía en Chile en ese momento…”

Bodenhofer: “Mira, que buena memoria”

Rodríguez: “¡Oye, se acuerda de todo!”

García-Huidobro: “¡La marcaste!”

Rodríguez: “¿No sería de Carabineros ese abrigo?” (risas)

Cordero: “¡No! ¡Qué ordinario! Es una marca alemana maravillosa”

Jiles: “Se llamaba Bastián. Esto antes… Porque él es el responsable de la fila de Bastianes que vino después”

Cordero: “Este es el único Bastián con apellido europeo, no se llama Bastián Soto”

Jiles: “Estudiaba Teatro, pero era músico y tocaba instrumentos que en ese minuto eran muy desusados en Chile. Saxo. En ese tiempo, ¿cómo te proyectabas tú a los 54 años que tienes ahora? ¿Qué imaginabas de tu vida? Si es que imaginabas algo”

García-Huidobro: “¿Cómo? ¿No va a contar lo que pasó entre ustedes ahí? ¡Hace todo un preámbulo para preguntarle cómo se veía él a los 50 en esa época!”

Rodríguez: “Cómo conoció el abrigo verde por dentro, poh”

Bodenhofer: “¡Hubiese sabido yo en esos años que yo te impresionaba! ¡Porque tú me impresionabas a mí!”

Gritos en el público. Fran García-Huidodro se tapa la cara con las manos.

Rodríguez: “¡¿Y cómo dijo que conoció el forro del abrigo?!”

Bodenhofer: “¡Nunca lo conoció!”

Rodríguez: “¡Sí, dijo que era con un forro precioso!”

Bodenhofer: “Hubiese conocido a la Pamela en esos años, ¡era pero…!”

García-Huidobro: “No. Nos basta con haberla conocido ahora”

Rodríguez: “Sigue siendo muy guapa”

Bodenhofer: “Pero como se paraba sobre las mesas del casino, una revolucionaria, ahí, luchábamos contra la dictadura. En esa época era pero…”

Rodríguez: “¿Y tú eras tímido, Bastián?”

Bodenhofer: “Sigo siendo un gran tímido”

Jiles: “Era lo más pololo. No voy a dar detalles, pero era lo más pololo que ustedes se puedan imaginar, en esa edad en que todo el mundo pololea”

Bodenhofer: “¡Mentira!”

García-Huidobro: “O sea, abuela, ¿hoy en día Bastián estaría en el chat de Julio, con Benjamón (Vicuña), Gonzalo (Valenzuela)?”

Jiles: “¿Pero sabes qué? No creo que estaría en el chat de Julio, porque una característica de esa época de Bastián, que yo lo miro y lo veo igual a esa época, es que era como solitario. Pero no solitario triste, porque además venías de Francia, sabía hablar perfecto francés”

García-Huidobro: “Pero abuela, usted lo investigó… No solo le vio el forro del abrigo”

Bondenhofer: “Si conversábamos en el patio”

Jiles: “Uno se comía el sandwich de queso caliente y se lo comía ahí, todos juntos. Además eran escuelas que eran de 18 alumnos cada una, o sea era muy poquita gente. Y justamente Bastián era de una generación donde estaba la María Elena Muñoz, estaba Bastidas, que están en Mega muy bien ubicados, son los libretistas. La Magdalena Max Neef. Toda esa gente éramos amiguitos, porque además estábamos metidos en una lucha estudiantil”

Imagen relacionada

García-Huidobro: “Ya, ¿entonces cuál es la sorpresa de que Bastián le diga que usted también lo tenía a él…? ¿Como que vinimos a saber 30 años después? ¿Llegamos 30 años tarde? ¿Usted era la verdadera Angel Malo?”

Jiles (súper risueña): “¡Nada que ver! ¡Si los está molestando, por favor!”

García-Huidobro: “Si todos hemos visto fotos suyas de esa época, abuela, y era para parar el tránsito”

Rodríguez: “Preguntémosle directamente: Bastián, ¿usted ahí tiró las manos alguna vez con la abuela?”

Bodenhofer: “Nunca me atreví, porque era demasiado mina para todos los hombres que habíamos ahí, en ese momento”

Jiles: “¡Pero no le eches más leña al fuego, porque se van a ir por ahí todo el rato! Y van a descubrir ‘la verdadera historia’, y van a inventar quizás qué”

García-Huidobro: “Abuela, ta bien que usted tiró el golpe, pero los conductores somos nosotros”

Bodenhofer: “El conductor soy yo. Perdona” (risas)

Rodríguez: “El conductor es Bastián, pero de Uber”

Más tarde:

García-Huidobro: “Abuela, por favor, gobierne la cara o se pone un babero”

Jiles: “Pero qué le pasa a mi cara, si no…”

García-Huidobro: “No sé. ¡Abuela! ¿sabe? Usted está siempre así (gesto serio), y hoy día está como así (gesto coqueto)… ¡En cualquier momento bota las plumas al suelo! ¿Y sabe qué? Lo del piquito no se lo vamos a pedir, porque tengo entendido que usted aún no se separa legalmente del abuelo”

El público del estudio grita “¡piquito!”.

Jiles: “Claro. Y si yo estuviese separada del abuelo, que desgraciadamente no tomé las medidas a tiempo, podría ser lo del piquito, porque, Bastián, tú estás soltero entiendo. Completamente soltero. O sea, guachito, guachito, sin perrita que le ladre, nada, nada, nada”

Bodenhofer: “Completamente. Pero tú no poh”

Rodríguez: “¡O sea, de repente un uberazo!”

García-Huidobro: “Lo peor de todo es que, ¿cómo sabe la abuela? Porque tiene Tinder (risas)”

Jiles: “¡Pero qué les pasa!”

Rodríguez: “Quizá Pamela te quisieras venir a sentar al lado de Bastián, para que la doctora se siente más acá!”

Jiles: “Perdona, Bastián, pero no lo voy a hacer porque no les voy a dar en ese gusto”

Cordero: “Bien me parece. La vulgaridad del piquito”

Jiles: “Bastián…”

Bodenhofer: “Sí Pamela, dime”

Jiles: “Hagamos nosotros nuestro programa paralelamente, porque no…”

Bodenhofer: “Me parece estupendo. Sí”

Rodríguez: “¡Ay, quieren tener la onda propia, ¿ah?!”

Bodenhofer: “Dime, Pamela estoy esperando…”

 

Fte: Glamorama

Comentarios
error: Content is protected !!
Beg_abc_Eng how to develop ones own personal top product line in 3d package This is also something that plays out in a by the numbers fashion in another episode where the group is going through their next curriculum and have to give a singing performance to a large audience.kim kardashian louboutin Naturally, with such distinctive personalities, there's much discourse about how best to go about it.louboutin sale sneakers The actual singing is so off key and out of synch that things escalate badly between Glenda and Elmina that the group actually has the realization that they really are rivals and it breaks them apart, even decimating poor Yucie.kamagra order These designers bring out new designs and combinations every season, but they are actually working at the time on clothes for seasons a year or two in advance at any one time.pornhub om These are closely guarded secrets by the fashion industry, which conveys the power that these individuals and their fashion houses have over society.www.redtube But it's not just clothes that designers have control over, but accessories, luggage, makeup, perfume, underwear and most importantly, shoes. Myths of the CorsetFrom the 1800's to early 1900's, the majority of women in Europe and in North America wore coresets. Even though they were worn, the tightness of them was not as legendary as is believed in popular culture. There really wasn't a common 17 inch waist and most were sold to women that wanted waist sizes from 18 to around 30 inches. Much of the research on the effects of women magazines and body image have focused on the relationship between the media and eating disorders. In 1999, a study published in the of Pediatrics and Adolescent Medicine reported that adolescent girls who reported that they tried to look like women in magazines or television were more likely to engage in purging behaviors associated with the eating disorder bulimia. The 2004 study in Disorders also noted that women who had a history of eating disorders were more susceptible to negative effects on body image after viewing media images.. While there are some very teasing moments about Ai and what's going on with her, notably the introduction of Gilles as "hell boy," I have to admit that the best things about this volume involved Hajime. He's an easy character to hate because in a way he's very simple, but the final episode on this volume finally delves into his past and with what happened to his wife, Ayumi. The relationship between Hajime and Tsugumi is good most of the time but the strain is stronger as the anniversary of her death has arrived..